Publicidad

Es el nuevo espectáculo de Mayumaná. La compañía israelí estará este fin de semana en Gran Canaria en el Teatro Cuyás. La semana que viene, del 16 al 20 de febrero, desplegarán su ritmo creado con cubos de basura, en el Teatro Guimerá de Tenerife. Un periodista le pide a dos actores que improvisen algo del espectáculo en la rueda de prensa. Es genial como se entienden entre ellos. Mayumaná, que significa en hebreo habilidad o destreza mantienen la esencia de su show.Pero en esta ocasión hay algo nuevo, la tecnología. 20 nacionalidades distintas sobre el escenario plantean una preguntan al espectador.De 7 mil entradas solo quedan 200 disponibles.

 

Es el nuevo espectáculo de Mayumaná. La compañía israelí estará este fin de semana en Gran Canaria en el Teatro Cuyás. La semana que viene, del 16 al 20 de febrero, desplegarán su ritmo creado con cubos de basura, en el Teatro Guimerá de Tenerife. Un periodista le pide a dos actores que improvisen algo del espectáculo en la rueda de prensa. Es genial como se entienden entre ellos. Mayumaná, que significa en hebreo habilidad o destreza mantienen la esencia de su show.Pero en esta ocasión hay algo nuevo, la tecnología. 20 nacionalidades distintas sobre el escenario plantean una preguntan al espectador.De 7 mil entradas solo quedan 200 disponibles.

 

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.