Publicidad

Llevaba toda la noche desaparecido en el Teide, no tenía ropa de abrigo, ni calzado adecuado. El dispositivo de búsqueda ha tardado 17 horas en localizar a un senderista. Lo sorprendente es que, a pesar de las horas y de las condiciones climáticas, se encuentra bien. Un equipo de Antena 3 Canarias ha estado presente en el preciso momento en el que se ha producido el rescate.
Cuatro equipos de montaña y un helicóptero han desplegado un amplio dispositivo de búsqueda de un joven alemán desaparecido desde anoche. Bajaba del Teide con un amigo, se separaron, anocheció y no le volvieron a ver.
Tras 17 horas de búsqueda reciben una llamada esperanzadora. El helicóptero se moviliza y a los pocos minutos aterriza en la base. El abrazo de su amigo confirma que la búsqueda ha concluido con éxito.
El joven, de 21 años, nos cuenta como ha pasado la noche sin ropa de abrigo a unos tres grados de temperatura. Sorprendentemente se encuentra bien, tan sólo registra algunas quemaduras por el sol.
El joven ha agradecido a todos los integrantes del dispositivo su labor... y muy especialmente el bocadillo de tortilla que le ha salvado la vida.

Llevaba toda la noche desaparecido en el Teide, no tenía ropa de abrigo, ni calzado adecuado. El dispositivo de búsqueda ha tardado 17 horas en localizar a un senderista. Lo sorprendente es que, a pesar de las horas y de las condiciones climáticas, se encuentra bien. Un equipo de Antena 3 Canarias ha estado presente en el preciso momento en el que se ha producido el rescate.
Cuatro equipos de montaña y un helicóptero han desplegado un amplio dispositivo de búsqueda de un joven alemán desaparecido desde anoche. Bajaba del Teide con un amigo, se separaron, anocheció y no le volvieron a ver.
Tras 17 horas de búsqueda reciben una llamada esperanzadora. El helicóptero se moviliza y a los pocos minutos aterriza en la base. El abrazo de su amigo confirma que la búsqueda ha concluido con éxito.
El joven, de 21 años, nos cuenta como ha pasado la noche sin ropa de abrigo a unos tres grados de temperatura. Sorprendentemente se encuentra bien, tan sólo registra algunas quemaduras por el sol.
El joven ha agradecido a todos los integrantes del dispositivo su labor... y muy especialmente el bocadillo de tortilla que le ha salvado la vida.

Publicidad