Publicidad

Diciembre es el mes en el que más dinero gastamos y también en el que más comemos. Mientras la cuenta corriente baja en Navidad, paralelamente aumentamos algo de peso.

Nada mejor que un buen pescado para equilibrar los banquetes pantagruélicos de la navidad. El chef Pau Jubells, del restaurante el Sable, nos propone una sencilla receta: bocinegro al horno con un refrito de cebollas, ajos, tomates y pimientos.A los que añadimos especies al gusto. Una vez ultimado el colchón vegetal, colocamos el pescado en la bandeja del horno con la cara interior hacia abajo. Y directo al horno a 180 grados. Sólo 10 minutos para que no se seque el género. Buen provecho.

 

Diciembre es el mes en el que más dinero gastamos y también en el que más comemos. Mientras la cuenta corriente baja en Navidad, paralelamente aumentamos algo de peso.

Nada mejor que un buen pescado para equilibrar los banquetes pantagruélicos de la navidad. El chef Pau Jubells, del restaurante el Sable, nos propone una sencilla receta: bocinegro al horno con un refrito de cebollas, ajos, tomates y pimientos.A los que añadimos especies al gusto. Una vez ultimado el colchón vegetal, colocamos el pescado en la bandeja del horno con la cara interior hacia abajo. Y directo al horno a 180 grados. Sólo 10 minutos para que no se seque el género. Buen provecho.

 

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.