Publicidad

Mucho hemos oído hablar de la bacteria E.Coli a raíz de las muertes registradas en Alemania. Pero hay que decir que su presencia es normal en nuestra flora intestinal, lo peligroso es cuando procede de una cepa de origen animal.

También en Canarias se ha registrado casos de intoxicación por E.coli, el más grave ocurrió en un complejo turístico de Fuerteventura en 1997, en el que falleció un niño.

La autoridades sanitarias insisten es que no existe ningún riesgo de contaminación por el consumo de hortalizas, ni siquiera, por los famosos pepinos.

Mucho hemos oído hablar de la bacteria E.Coli a raíz de las muertes registradas en Alemania. Pero hay que decir que su presencia es normal en nuestra flora intestinal, lo peligroso es cuando procede de una cepa de origen animal.

También en Canarias se ha registrado casos de intoxicación por E.coli, el más grave ocurrió en un complejo turístico de Fuerteventura en 1997, en el que falleció un niño.

La autoridades sanitarias insisten es que no existe ningún riesgo de contaminación por el consumo de hortalizas, ni siquiera, por los famosos pepinos.

Publicidad