Publicidad

Poner nombre a los hijos siempre fue algo conflictivo pero ahora la cosa se complica con los apellidos, si el padre y la madre no llegan a un acuerdo de cual irá en primer lugar será un funcionario quien lo decida. En la calle cada cual opina una cosa...

Para rizar más el rizo hemos planteado unos supuestos un poco comprometedores.
Una decisión que tendrán que tomar, según la nueva del registro civil, los propios funcionarios, a los que no les hace ninguna gracia.Quizá la solución es más fácil de lo que parece.

Lo mejor será llevar los dos apellidos con orgullo estén en el orden que estén.

Poner nombre a los hijos siempre fue algo conflictivo pero ahora la cosa se complica con los apellidos, si el padre y la madre no llegan a un acuerdo de cual irá en primer lugar será un funcionario quien lo decida. En la calle cada cual opina una cosa...

Para rizar más el rizo hemos planteado unos supuestos un poco comprometedores.
Una decisión que tendrán que tomar, según la nueva del registro civil, los propios funcionarios, a los que no les hace ninguna gracia.Quizá la solución es más fácil de lo que parece.

Lo mejor será llevar los dos apellidos con orgullo estén en el orden que estén.

Publicidad