Publicidad

Gran Canaria vuelve a ser parada obligatoria del circuito mundial de surf. Surferos llegados de 14 países pelean por las mejores olas en esta playa del Confital. Es el momento de realizar complicadas maniobras, acrobacias imposibles para acceder a las rondas finales.
De los 90 surferos participantes, 30 de ellos son canarios, intentando sorprender sobre su propio terreno a los competidores llegados de otros continentes.
Esta es una zona donde se forman buenas series de olas, en un espacio natural protegido.
Se juegan unos 120 mil euros y el pase a la final de Hawai el próximo mes. Por delante aquí les esperan varios días para demostrar lo que saben sobre la tabla. Año tras año, Gran Canaria se consolida como centro mundial del surf.

Gran Canaria vuelve a ser parada obligatoria del circuito mundial de surf. Surferos llegados de 14 países pelean por las mejores olas en esta playa del Confital. Es el momento de realizar complicadas maniobras, acrobacias imposibles para acceder a las rondas finales.
De los 90 surferos participantes, 30 de ellos son canarios, intentando sorprender sobre su propio terreno a los competidores llegados de otros continentes.
Esta es una zona donde se forman buenas series de olas, en un espacio natural protegido.
Se juegan unos 120 mil euros y el pase a la final de Hawai el próximo mes. Por delante aquí les esperan varios días para demostrar lo que saben sobre la tabla. Año tras año, Gran Canaria se consolida como centro mundial del surf.

Publicidad