Publicidad

Palmo a palmo los operarios de Gesplan inspeccionan el terreno en busca de serpientes y no tardan en dar con una. Se trata de una culebra de California que no es peligrosa pero que está considerada especie invasora. Esto significa que constituye una seria amenaza para nuestra fauna porque se alimenta de especies endémicas de Canarias.

En lo que va de año, en Gran Canaria se han capturado188 ejemplares gracias entre otras cosas, a la colaboración ciudadana.
Esta plaga comenzó a reproducirse en los municipios grancanarios de Telde y Valsequillo y ahora ha llegado hasta Gáldar. Pero es importante aclarar, que se trata de dos focos completamente independientes por lo que de momento no hay más localidades afectadas.

Palmo a palmo los operarios de Gesplan inspeccionan el terreno en busca de serpientes y no tardan en dar con una. Se trata de una culebra de California que no es peligrosa pero que está considerada especie invasora. Esto significa que constituye una seria amenaza para nuestra fauna porque se alimenta de especies endémicas de Canarias.

En lo que va de año, en Gran Canaria se han capturado188 ejemplares gracias entre otras cosas, a la colaboración ciudadana.
Esta plaga comenzó a reproducirse en los municipios grancanarios de Telde y Valsequillo y ahora ha llegado hasta Gáldar. Pero es importante aclarar, que se trata de dos focos completamente independientes por lo que de momento no hay más localidades afectadas.

Publicidad