Publicidad

Tres coches aplastados y el muelle y la playa cerrada al público, son las consecuencias de los desprendimientos  que se producen casi a diario  en la playa de san marcos de Icod de los Vinos en Tenerife. Los más perjudicados son los pescadores y los empresarios de esta zona que llevan años sufriéndolo.

En la pared se observan numerosas grietas y las piedras siguen cayendo sin que haya ningún tipo de malla protectora. En el pleno se pedirá por trámite de urgencia que se solucione este problema. Según el ayuntamiento, los terrenos corresponden al club náutico de la zona que se ha de poner de acuerdo con costas y el gobierno para aclara a quién le compete este problema.

Tres coches aplastados y el muelle y la playa cerrada al público, son las consecuencias de los desprendimientos  que se producen casi a diario  en la playa de san marcos de Icod de los Vinos en Tenerife. Los más perjudicados son los pescadores y los empresarios de esta zona que llevan años sufriéndolo.

En la pared se observan numerosas grietas y las piedras siguen cayendo sin que haya ningún tipo de malla protectora. En el pleno se pedirá por trámite de urgencia que se solucione este problema. Según el ayuntamiento, los terrenos corresponden al club náutico de la zona que se ha de poner de acuerdo con costas y el gobierno para aclara a quién le compete este problema.

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.