Publicidad

CAMPAMENTO DE VERANO

Niños diabéticos pueden irse de campamento durante 15 días

Juegan como otros niños pero además aprenden a controlar su enfermedad

Los campamentos de verano son una opción para las vacaciones de los pequeños de la casa, pero si éstos padecen alguna enfermedad, es más complicado. Hoy hemos estado en un campamento para niños con diabetes. Además de practicar todo tipo de actividades, aprenden a controlar los niveles de insulina con la ayuda de monitores y sanitarios.

Hacen deporte, vigilan la alimentación y controlan su enfermedad. Todo lo pueden hacer en este campamento de verano. Y aprenden a controlar su enfermedad.

Alba viene de La Palma, es la primera vez que está tan lejos de su familia. La labor de los monitores y de los sanitarios es importante.

Durante 15 días éste será su hogar de juegos y aprendizaje.

Publicidad