Con sólo diez años tienen acceso a las redes sociales y muchos manejan su propio teléfono móvil. El Museo Elder ha elaborado un estudio entre alumnos canarios de diez a quince años y los resultados son reveladores. No perciben el peligro de quedar con desconocidos a través de las redes y pasan tantas horas frente a los videojuegos que algunos ya tienen molestias en la espalda o la vista.

Lo admiten sin problema, los niños de entre 10 y 15 años en Canarias juegan a diario con videojuegos, y tienen acceso al móvil cada día. Un 90 por ciento de ellos tiene su teléfono propio. Son los resultados de un estudio promovido por el Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología.

La mayoría usa las redes sociales a diario

De hecho es preocupante que un 20 por ciento de ellos lo haya hecho alguna vez. Siempre a través de redes sociales, que en su mayoría usan a diario. Un problema de base es que muy pocos de ellos sienten que sus padres les controlen, a las chicas siempre más que a los chicos y además a medida que van creciendo el control suele ser menor. Hay que establecer directrices.

Y también a diario, casi un 40 por ciento de ellos. A partir de estos resultados el Museo quiere poner en marcha toda una serie de talleres y actividades para revertir la situación y que la relación entre los jóvenes y la tecnología sea sana y de provecho.