EL PELIGRO DE LAS APUESTAS POR INTERNET

EL PELIGRO DE LAS APUESTAS POR INTERNET

Un menor puede hacerse adicto a los juegos en apenas unos meses

No pueden entrar a un casino, pero en Internet lo hacen sin ningún tipo de control.

Las asociaciones advierten de la necesidad de legislar

Precisamente los menores preocupan de forma especial a psicólogos y terapeutas: cada vez son más los adolescentes que apuestan por Internet. No pueden acceder a un casino, pero en la red navegan sin control. Un dato alarmante: un adulto asiduo a las tragaperras se convierte en ludópata en unos ocho años. Un menor que frecuenta páginas de apuestas lo hace en apenas unos meses.

Han nacido y crecido rodeados de teléfonos móviles, tablets y ordenadores y dedican varias horas al día a su uso.

Algunos confiesan que en ocasiones prefieren permanecer conectados que salir a la calle.

Si esta situación supone cambios de carácter, bajo rendimiento escolar o incluso actitudes violentas, podríamos estar hablando de una adicción.

Y derivado de esta adicción llega la entrada de los menores en el mundo de las apuestas. El 10 por ciento de los adolescentes canarios confiesa haber apostado alguna vez por Internet.

No pueden entrar a un casino, pero en Internet lo hacen sin ningún tipo de control.

Una situación alarmante, que debe prevenirse desde la familia. Que los menores accedan a Internet siempre bajo vigilancia, con mucho diálogo entre ellos. Asociaciones como ésta piden además que se legisle para que las páginas de apuestas no se publiciten en horario abierto ni se vendan como un valor positivo ante los jóvenes.

Laura Cambil | Luis Sánchez | Canarias | 04/02/2019

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.