Publicidad

Un millón de familias en Canarias tendrán que hacer un agujerito más en el cinturón a partir de enero. Un aumento del 9,8 % para los clientes con tarifa de último recurso. Las compañías y el gobierno lo justifican por el incremento en el coste de la producción, algo que para los usuarios no tiene justificaciónY tampoco para las asociaciones de consumidores.

A pesar de esta subida dicen las compañías que seguirán acumulando déficit y eso que éste es el tercer incremento en un año. Un 2,6 en el pasado enero y casi un 5 % en octubre, demasiado para unos bolsillos  ya de por sí castigadosResulta difícil poder escapar del consumo de este producto.

Un millón de familias en Canarias tendrán que hacer un agujerito más en el cinturón a partir de enero. Un aumento del 9,8 % para los clientes con tarifa de último recurso. Las compañías y el gobierno lo justifican por el incremento en el coste de la producción, algo que para los usuarios no tiene justificaciónY tampoco para las asociaciones de consumidores.

A pesar de esta subida dicen las compañías que seguirán acumulando déficit y eso que éste es el tercer incremento en un año. Un 2,6 en el pasado enero y casi un 5 % en octubre, demasiado para unos bolsillos  ya de por sí castigadosResulta difícil poder escapar del consumo de este producto.

Publicidad