Publicidad

Las autoridades esperan que a medida que avance la tarde se puedan estabilizar todos los frentes, al menos el de Guía de Isora. Pese a las dificultades, los medios comienzan a frenar el avance de las llamas y si no cambia la dirección ni la fuerza del viento, se podría dar por estabilizado también el foco de Vilaflor. 
Las llamas no dan tregua. Anoche otra dura jornada, muy pendientes de qué pasaría y esperando estabilizar la situación. Pero amanece y el panorama es el mismo: altas temperaturas, humedad escasa y humo que cubre todo. Dos frentes: el del Parque Nacional del Teide, controlado y el de Vilaflor que se complica.Por eso anoche los vecinos tuvieron que abandonar sus casas, realojados en este pabellón. De nuevo preocupación y escenas que se repiten. Esta vez la de los vecinos de Chirche También se complica la situación para los hidroaviones, el fuerte oleaje les hace casi imposible reponer en el mar, lo tienen que hacer en el aeropuerto Tenerife Sur.