Publicidad

A este hombre se le conoce como el Sevilla. Gracias a sus negocios de importación de vehículos introducía la cocaína en grandes cantidades desde Andalucía hasta las islas.

Es lo que el fiscal intenta demostrar en este juicio. Los demás acusados formaban parte, presuntamente de un entramado logístico. Los investigadores les seguía la pista cuando dieron con un curioso hallazgo. Al día siguiente, el propietario del piso se personaba en la comisaría para solicitar su dinero.

Lo que no sabía era que ya formaba parte de una investigación. La Policía pinchó decenas de teléfonos durante la investigación. Los abogados defensores han pedido al juez la nulidad de estas pruebas. Los 6 procesados se enfrentan a una pena de prisión de 13 años.

A este hombre se le conoce como el Sevilla. Gracias a sus negocios de importación de vehículos introducía la cocaína en grandes cantidades desde Andalucía hasta las islas.

Es lo que el fiscal intenta demostrar en este juicio. Los demás acusados formaban parte, presuntamente de un entramado logístico. Los investigadores les seguía la pista cuando dieron con un curioso hallazgo. Al día siguiente, el propietario del piso se personaba en la comisaría para solicitar su dinero.

Lo que no sabía era que ya formaba parte de una investigación. La Policía pinchó decenas de teléfonos durante la investigación. Los abogados defensores han pedido al juez la nulidad de estas pruebas. Los 6 procesados se enfrentan a una pena de prisión de 13 años.

Publicidad