Publicidad

Se enteraban de la catástrofe mientras abrían el restaurante japonés en el que trabajan en Tenerife, lo primero es llamar a la familia y preguntar si están todos bien. Cuentan que se sintió un gran terremoto y se asustaron mucho, pero lo pero se está viviendo en la costa Este donde el tsunami ha arrasado varias localidades. El cónsul de Japón en Canarias dice que es difícil conocer la situación real porque las comunicaciones están saturadas. El ministerio ha confirmado la presencia de cuatro españoles en la zona devastada, y se sabe que un canario, piloto de avión, aterrizó en un aeropuerto cercano poco antes de la llegada del tsunami.

Se enteraban de la catástrofe mientras abrían el restaurante japonés en el que trabajan en Tenerife, lo primero es llamar a la familia y preguntar si están todos bien. Cuentan que se sintió un gran terremoto y se asustaron mucho, pero lo pero se está viviendo en la costa Este donde el tsunami ha arrasado varias localidades. El cónsul de Japón en Canarias dice que es difícil conocer la situación real porque las comunicaciones están saturadas. El ministerio ha confirmado la presencia de cuatro españoles en la zona devastada, y se sabe que un canario, piloto de avión, aterrizó en un aeropuerto cercano poco antes de la llegada del tsunami.

Publicidad