Publicidad

Las deudas y los pagos se acumulan mientras que los sueldos no llegan a casa, llevan tres meses trabajando sin recibir su salario, tampoco han cobrado la paga extraordinaria de marzo ni las horas extras desde enero, así a cada uno de estos trabajadores se les adeuda aseguran una media de 3000 euros, hartos ya de excusas por parte de le empresa han venido de las siete islas a manifestarse a las puertas de la sede.

La empresa para la que trabajan Dialse Seguridad es la encargada de la seguridad privada en los puertos canarios, pitos y pancartas para solicitar el pago inmediato de las cantidades adeudadas, unos 200 trabajadores están afectados con esta situación

 

Las deudas y los pagos se acumulan mientras que los sueldos no llegan a casa, llevan tres meses trabajando sin recibir su salario, tampoco han cobrado la paga extraordinaria de marzo ni las horas extras desde enero, así a cada uno de estos trabajadores se les adeuda aseguran una media de 3000 euros, hartos ya de excusas por parte de le empresa han venido de las siete islas a manifestarse a las puertas de la sede.

La empresa para la que trabajan Dialse Seguridad es la encargada de la seguridad privada en los puertos canarios, pitos y pancartas para solicitar el pago inmediato de las cantidades adeudadas, unos 200 trabajadores están afectados con esta situación

 

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.