Publicidad

Casi 9000 denuncias por violencia de género en 2009 hablan a las claras de la gravedad del problema en Canarias. Una comunidad en la que se solicitaron más de 3000 órdenes de alejamiento, las estadísticas de 2010 no son mejores, 10 mujeres han muerto víctimas de la violencia de género. Ante la gravedad del problema pide la creación de un observatorio europeo
Y aunque la concienciación es cada vez mayor mucho queda por hacer, ante cualquier sospecha llamar al 112 puede salvar vidas o al menos evitar una agresión
El próximo jueves se realiza en La Laguna un concierto homenaje a la víctimas de violencia de género, la cita a las 20.20 en el Teatro Leal. Opera para denunciar esta dramática situación

Casi 9000 denuncias por violencia de género en 2009 hablan a las claras de la gravedad del problema en Canarias. Una comunidad en la que se solicitaron más de 3000 órdenes de alejamiento, las estadísticas de 2010 no son mejores, 10 mujeres han muerto víctimas de la violencia de género. Ante la gravedad del problema pide la creación de un observatorio europeo
Y aunque la concienciación es cada vez mayor mucho queda por hacer, ante cualquier sospecha llamar al 112 puede salvar vidas o al menos evitar una agresión
El próximo jueves se realiza en La Laguna un concierto homenaje a la víctimas de violencia de género, la cita a las 20.20 en el Teatro Leal. Opera para denunciar esta dramática situación

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.