Publicidad

Según los exportadores de hortalizas, si la alarma por el pepino español hubiera llegado en plena zafra canaria, podrían haber perdido su empleo más de 3000 personas, de hecho Gran Canaria, única productora de pepino en las islas, exportó hasta el mes de marzo 19 millones de kilos a Europa. Los agricultores canarios ya están planeando medidas.

Aseguran que los precios bajaron considerablemente al parar las ventas al exterior, y que aunque ahora Alemania ha rectificado, la imagen de los productos ha quedado muy dañada. Algunos hoteles de las islas tomaron precauciones cuando comenzó la alarma. De hecho sólo algunos turistas mostraron ciertas dudas a la hora de consumir las hortalizas del país.

Hoy por hoy, ninguno duda de la calidad de nuestros productos. Empresarios y agricultores esperan el apoyo de las autoridades españolas.

Según los exportadores de hortalizas, si la alarma por el pepino español hubiera llegado en plena zafra canaria, podrían haber perdido su empleo más de 3000 personas, de hecho Gran Canaria, única productora de pepino en las islas, exportó hasta el mes de marzo 19 millones de kilos a Europa. Los agricultores canarios ya están planeando medidas.

Aseguran que los precios bajaron considerablemente al parar las ventas al exterior, y que aunque ahora Alemania ha rectificado, la imagen de los productos ha quedado muy dañada. Algunos hoteles de las islas tomaron precauciones cuando comenzó la alarma. De hecho sólo algunos turistas mostraron ciertas dudas a la hora de consumir las hortalizas del país.

Hoy por hoy, ninguno duda de la calidad de nuestros productos. Empresarios y agricultores esperan el apoyo de las autoridades españolas.

Publicidad