La Organización Mundial de la Salud OMS recomienda reducir el volumen de antibióticos que se administra tanto en la industria cárnica como en la pesquera. Hoy, 200 expertos internacionales debaten en un congreso en Gran Canaria cómo prevenir de forma natural las enfermedades que sufren los peces en un negocio que está en auge, el de las piscifactorías y las granjas marinas.

Hay 280 familias que viven de este negocio en Canarias, donde se produce el 14 por ciento de pescado de piscifactorías de todo el país.

Los antibióticos pueden afectar al sistema inmune humano

Pero en las próximas décadas este sector puede experimentar un auge considerable.

Y ante la posibilidad de que se reduzca el consumo de carne y se incremente el del pescado a nivel mundial, 200 expertos se concentran en este congreso, con varios desafíos. Uno de ellos es evitar el uso de antibióticos en los peces, porque eso puede afectar al sistema inmune del consumidor.

Por eso en las granjas marinas canarias se usan alimentos naturales que previenen enfermedades, aunque ya existen otros mecanismos, vacunas naturales que pueden evitar el uso de fármacos en un 90%.