Publicidad

No se podrá fumar en ningún espacio público cerrado, bares, pubs, restaurantes o cafeterías incluidos, ni siquiera en las terrazas que tengan toldo. Es la nueva y estricta ley antitabaco que entrará en vigor el próximo 2 de enero. Las federaciones de ocio ya calculan pérdidas millonarias. 
Cuando muchos empresarios todavía no se habían recuperado de la inversión hecha hace 4 años con la anterior normativa para adaptar sus locales con espacios reservados para fumadores ahora, de nada sirve el dinero que gastaron.

Sin embargo en la calle, no ven la ley tan negativa para sus cajasA los que menos gusta: a los fumadores, claro.

Con la entrada en vigor de esta ampliación de la ley contra el tabaquismo se prevé que más de un millón de personas dejen de fumar.

No se podrá fumar en ningún espacio público cerrado, bares, pubs, restaurantes o cafeterías incluidos, ni siquiera en las terrazas que tengan toldo. Es la nueva y estricta ley antitabaco que entrará en vigor el próximo 2 de enero. Las federaciones de ocio ya calculan pérdidas millonarias. 
Cuando muchos empresarios todavía no se habían recuperado de la inversión hecha hace 4 años con la anterior normativa para adaptar sus locales con espacios reservados para fumadores ahora, de nada sirve el dinero que gastaron.

Sin embargo en la calle, no ven la ley tan negativa para sus cajasA los que menos gusta: a los fumadores, claro.

Con la entrada en vigor de esta ampliación de la ley contra el tabaquismo se prevé que más de un millón de personas dejen de fumar.

Publicidad