Publicidad

Tiramos a diario la basura al contenedor en el mejor de los casos lista para ser reciclada sin embargo los residuos de nuestros hogares podrían convertirse en energía, abonos, asfalto e incluso cemento, una empresa canadiense quiere ponerla en marcha en las islas. Una planta de tratado y central de combustión. 
Basura que se convierten en lava a 1700 grados, cualquier tipo de residuos es susceptible de ser utilizado en esta planta de transformado, incluso los vertederos podrían así desaparecer de nuestros mapas. 
Con capacidad para generar doce megawatios que podría incrementarse según las necesidades energéticas del momento. Hasta ahora una idea que se ha llevado a cabo en Canadá.

Tiramos a diario la basura al contenedor en el mejor de los casos lista para ser reciclada sin embargo los residuos de nuestros hogares podrían convertirse en energía, abonos, asfalto e incluso cemento, una empresa canadiense quiere ponerla en marcha en las islas. Una planta de tratado y central de combustión. 
Basura que se convierten en lava a 1700 grados, cualquier tipo de residuos es susceptible de ser utilizado en esta planta de transformado, incluso los vertederos podrían así desaparecer de nuestros mapas. 
Con capacidad para generar doce megawatios que podría incrementarse según las necesidades energéticas del momento. Hasta ahora una idea que se ha llevado a cabo en Canadá.

Publicidad