Publicidad

El fuerte oleaje no ha tardado en cobrarse su primera víctima en Canarias el cuerpo sin vida del hombre que buscaban los equipos de rescate en Puerto Santiago en el sur de Tenerife aparecía esta mañana. Se trata de un joven 33 años y de nacionalidad polaca que había desaparecido en la costa de Santiago del Teide. Junto a él también caía su prima esta  mujer polaca que hoy lloraba la muerte de su familiar y  que pudo salvar la vida por su propios medios según informa el 112 presentaba varias contusiones y síntomas de hipotermia.  Esta mujer fue testigo de  como las olas se los arrastraban.

Un trágico final que contrasta con el de la aparición de un pescador de 84 años de edad en la Gomera al que también se le buscaba tras desaparecer a causa del fuerte oleaje en la costa de Valle Gran Rey  y que milagrosamente ha aparecido dentro de una embarcación sano y salvo.

El fuerte oleaje no ha tardado en cobrarse su primera víctima en Canarias el cuerpo sin vida del hombre que buscaban los equipos de rescate en Puerto Santiago en el sur de Tenerife aparecía esta mañana. Se trata de un joven 33 años y de nacionalidad polaca que había desaparecido en la costa de Santiago del Teide. Junto a él también caía su prima esta  mujer polaca que hoy lloraba la muerte de su familiar y  que pudo salvar la vida por su propios medios según informa el 112 presentaba varias contusiones y síntomas de hipotermia.  Esta mujer fue testigo de  como las olas se los arrastraban.

Un trágico final que contrasta con el de la aparición de un pescador de 84 años de edad en la Gomera al que también se le buscaba tras desaparecer a causa del fuerte oleaje en la costa de Valle Gran Rey  y que milagrosamente ha aparecido dentro de una embarcación sano y salvo.

Publicidad