Publicidad

Cristian nos enseña la factura, lo pone claro, 2140 euros en concepto de búsqueda de una persona mayor. No se lo podían creer, el consorcio de emergencias de Gran Canaria quería cobrarles por los servicios prestados el día que su abuelo, enfermo de alzheimer desapareció, eso ocurrió hace ya dos años.Tranquilos se quedaron hasta que llegó la factura.
Facio está ahora en el hospital, ajeno a todo lo que ocurre, recibe una pensión de 500 euros.Sus hijos y nietos dicen que han leído en la prensa que el consorcio ha revocado la deuda, pero a ellos nadie se lo ha comunicado oficialmente.

Cristian nos enseña la factura, lo pone claro, 2140 euros en concepto de búsqueda de una persona mayor. No se lo podían creer, el consorcio de emergencias de Gran Canaria quería cobrarles por los servicios prestados el día que su abuelo, enfermo de alzheimer desapareció, eso ocurrió hace ya dos años.Tranquilos se quedaron hasta que llegó la factura.
Facio está ahora en el hospital, ajeno a todo lo que ocurre, recibe una pensión de 500 euros.Sus hijos y nietos dicen que han leído en la prensa que el consorcio ha revocado la deuda, pero a ellos nadie se lo ha comunicado oficialmente.

Publicidad