Publicidad

Custodiada día y noche desde el pasado domingo, en una habitación de urgencias del Hospital Insular de Gran Canaria. Desde entonces, una chica de 20 años de edad, natural de un país de Sudamérica, no deja de expulsar bolas de cocaína cada vez que acude al baño. Una paraje de Gran Canaria. La Guardia Civil localizó 170 gramos de cocaína en su vagina y después, con un aparato de rayos X, detectó 90 bolas de cocaína en su vientre.La joven, que está embarazada de pocos meses,  llegaba a Gando desde Madrid. Una juez de Telde instruye el caso. Ha prohibido a la guardia civil realizar declaraciones sobre la investigación. Por ahora, no se han realizado más detenciones.

Custodiada día y noche desde el pasado domingo, en una habitación de urgencias del Hospital Insular de Gran Canaria. Desde entonces, una chica de 20 años de edad, natural de un país de Sudamérica, no deja de expulsar bolas de cocaína cada vez que acude al baño. Una paraje de Gran Canaria. La Guardia Civil localizó 170 gramos de cocaína en su vagina y después, con un aparato de rayos X, detectó 90 bolas de cocaína en su vientre.La joven, que está embarazada de pocos meses,  llegaba a Gando desde Madrid. Una juez de Telde instruye el caso. Ha prohibido a la guardia civil realizar declaraciones sobre la investigación. Por ahora, no se han realizado más detenciones.

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.