Publicidad

Para la mayoría el trabajo es trabajo. Y por lo tanto no puede ser sinónimo de diversión. Muchos desean que las horas pasen volando para quitarse el uniforme. Pero no queda más remedio, hay que trabajar. El número de bajas por estrés y depresión se ha disparado. Por eso la clave está en buscar un aliciente para que la jornada laboral sea más llevadera.

Y para buen rollo el que tienen nuestros compañeros de onda cero. Lo que está claro es que unos minutos de risas son fundamentales. Empresas como ésta en Estados Unidos son concientes de que el trabajo es más eficiente si el ambiente es agradable.

Para la mayoría el trabajo es trabajo. Y por lo tanto no puede ser sinónimo de diversión. Muchos desean que las horas pasen volando para quitarse el uniforme. Pero no queda más remedio, hay que trabajar. El número de bajas por estrés y depresión se ha disparado. Por eso la clave está en buscar un aliciente para que la jornada laboral sea más llevadera.

Y para buen rollo el que tienen nuestros compañeros de onda cero. Lo que está claro es que unos minutos de risas son fundamentales. Empresas como ésta en Estados Unidos son concientes de que el trabajo es más eficiente si el ambiente es agradable.

Publicidad