Publicidad

No hay tesoros hundidos en el litoral canario. Si entendemos claro que tesoros son monedas de oro o joyas antiguas. Pero el valor de la carta arqueológica subacuática de Gran Canaria, que acaba de concluir su primera fase, es mucho mayor.

Se han explorado los pecios ya conocidos y la costa del municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana.Pero el estudio no se ha centrado solo en el fondo del mar. Aún no hay fecha para explorar todas las islas, dependerá también de las subvenciones públicas y privadas, porque como ellos dicen, el fondo marino y sus tesoros son de todos los canarios.

No hay tesoros hundidos en el litoral canario. Si entendemos claro que tesoros son monedas de oro o joyas antiguas. Pero el valor de la carta arqueológica subacuática de Gran Canaria, que acaba de concluir su primera fase, es mucho mayor.

Se han explorado los pecios ya conocidos y la costa del municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana.Pero el estudio no se ha centrado solo en el fondo del mar. Aún no hay fecha para explorar todas las islas, dependerá también de las subvenciones públicas y privadas, porque como ellos dicen, el fondo marino y sus tesoros son de todos los canarios.

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.