Publicidad

Se llama Glifosato y es uno de los pesticidas más usados en el mundo contra las malas hierbas desde los bordes de las carretera hasta parques y jardines con el objetivo de acabarcon la maleza. Se usa desde hace unos 20 años pero la alarma ha saltado hace muy poco tras unos estudios científicos que advierten del peligro para la salud tras un simple contacto y si la exposición es continuada cáncer, malformaciones fetales o abortos.

Es la primera vez que ecologistas por un lado y agricultores y ganaderos por otro se unen para denunciar una práctica que consideran nociva para el medio ambiente y perjudicial para su actividad. Desde Agricultores, vinícolas, colectivos de caza, cooperativas agrícolas y organizaciones ecologistas como greenpeace se han unido a esta denuncia con la que pretenden prohibir eluso de herbicidas porque, aseguran, nos enferman

Se llama Glifosato y es uno de los pesticidas más usados en el mundo contra las malas hierbas desde los bordes de las carretera hasta parques y jardines con el objetivo de acabarcon la maleza. Se usa desde hace unos 20 años pero la alarma ha saltado hace muy poco tras unos estudios científicos que advierten del peligro para la salud tras un simple contacto y si la exposición es continuada cáncer, malformaciones fetales o abortos.

Es la primera vez que ecologistas por un lado y agricultores y ganaderos por otro se unen para denunciar una práctica que consideran nociva para el medio ambiente y perjudicial para su actividad. Desde Agricultores, vinícolas, colectivos de caza, cooperativas agrícolas y organizaciones ecologistas como greenpeace se han unido a esta denuncia con la que pretenden prohibir eluso de herbicidas porque, aseguran, nos enferman

Publicidad