El 3% de los canarios son alérgicos a la picaduras de abejas y avispas, aunque no suelen acudir a la consulta con el alergólogo. Las picaduras de estos insectos son más frecuentes en la época estival y por eso desde el Hospital Universitario de Canarias advierten que este tipo de alergia puede prevenirse si es diagnosticada con tiempo.

Tras una picadura el 60 % se vuelve más sensible

Picor, enrojecimiento e inflamación de la zona... ¿qué nos puede estar pasando?.

Si el área de inflamación no es mayor de 10 centímetros puede bastar con aplicar frío.

En caso de que se produzca dificultad para respirar, mareos o síntomas digestivos, estamos ante una reacción alérgica generalizada.

Lo más importante es la prevención.

Los expertos recuerdan que ante una picadura es esencial acudir al médico porque el 60% de los pacientes serán más sensibles a futuras picaduras.