Publicidad

Y Canarias también estuvo muy pendiente de lo que podía cambiar la historia de España. Había preocupación y miedo entre los ciudadanos, hoy nos preguntamos que hacía usted el 23 de febrero de 1981 cuando el teniente coronel Tejero entraba con pistola en mano en el Congreso de los Diputados.Lejos del hemiciclo de Madrid, en Canarias, y a pesar de la distancia, estas imágenes dejaban helados a muchos ciudadanos.A algunos la entrada en el Congreso de Tejero los sorprendió trabajando o, incluso, haciendo el servicio militar. La tensión del 23 F sólo duró unas horas y quienes lo vivieron pegados a la radio hoy recuerdan todo esto como una mera anécdota de nuestra historia reciente. Hoy también es un día especial para estos estudiantes.  La clase de Historia se remonta 30 años atrás. Entre todos intentan construir lo que pasó aquel 23-F. Las nuevas tecnologías le echan una mano El desconocimiento, después de hoy se convierte, para estos alumnos, en Historia. Una Historia que marcó el rumbo de un país.

Y Canarias también estuvo muy pendiente de lo que podía cambiar la historia de España. Había preocupación y miedo entre los ciudadanos, hoy nos preguntamos que hacía usted el 23 de febrero de 1981 cuando el teniente coronel Tejero entraba con pistola en mano en el Congreso de los Diputados.Lejos del hemiciclo de Madrid, en Canarias, y a pesar de la distancia, estas imágenes dejaban helados a muchos ciudadanos.A algunos la entrada en el Congreso de Tejero los sorprendió trabajando o, incluso, haciendo el servicio militar. La tensión del 23 F sólo duró unas horas y quienes lo vivieron pegados a la radio hoy recuerdan todo esto como una mera anécdota de nuestra historia reciente. Hoy también es un día especial para estos estudiantes.  La clase de Historia se remonta 30 años atrás. Entre todos intentan construir lo que pasó aquel 23-F. Las nuevas tecnologías le echan una mano El desconocimiento, después de hoy se convierte, para estos alumnos, en Historia. Una Historia que marcó el rumbo de un país.

Publicidad