Publicidad

Una decisión más que cuestionada por la ciudadanía de Santa Cruz de Tenerife. El ayuntamiento de la capital tinerfeña decidió en su día mutilar una escultura de Martín Chirino situada en la Plaza de Europa. El motivo era que se querían evitar accidentes en Carnaval. Dos años después, el autor pide daños y perjuicios por destrozar su: Sueño de los continentes.

Una decisión más que cuestionada por la ciudadanía de Santa Cruz de Tenerife. El ayuntamiento de la capital tinerfeña decidió en su día mutilar una escultura de Martín Chirino situada en la Plaza de Europa. El motivo era que se querían evitar accidentes en Carnaval. Dos años después, el autor pide daños y perjuicios por destrozar su: Sueño de los continentes.

Publicidad