Publicidad

Sólo unas horas después en la capital grancanaria el mercurio alcanzaba los 32 grados y uno más en el sur de la isla. Temperaturas que, según la agencia estatal de meteorología, van a seguir subiendo ya que tanto en Tenerife como en Gran Canaria se ha decretado aviso naranja.La ausencia de brisa y la calima hacen que el calor sea todavía más asfixianteCon este bochorno el metro de sombra cotiza al alza y hacer cualquier tipo de esfuerzo físico cuesta el dobleCuando el sol aprieta los consejos son los de siempre. Ponerse mucha crema, evitar la exposición solar en las horas del mediodía y sobre todo refrescarse y beber mucha agua.

Sólo unas horas después en la capital grancanaria el mercurio alcanzaba los 32 grados y uno más en el sur de la isla. Temperaturas que, según la agencia estatal de meteorología, van a seguir subiendo ya que tanto en Tenerife como en Gran Canaria se ha decretado aviso naranja.La ausencia de brisa y la calima hacen que el calor sea todavía más asfixianteCon este bochorno el metro de sombra cotiza al alza y hacer cualquier tipo de esfuerzo físico cuesta el dobleCuando el sol aprieta los consejos son los de siempre. Ponerse mucha crema, evitar la exposición solar en las horas del mediodía y sobre todo refrescarse y beber mucha agua.

Publicidad