De estar al borde del cierre, a colegio de primer nivel

En tan solo 3 años un profesor de Educación Física ha transformado un colegio a punto de cerrar en un centro con un elevado nivel académico y todo gracias al ajedrez. Una actividad convertida en asignatura obligada a través de la cual enseñan contenidos desde matemáticas hasta sociales. Un centro que huye del aburrimiento con un particular viaje en el tiempo. Lo vemos.

Y lo hacen sin libros. En una lluvia de ideas los propios alumnos proponen los contenidos que después desarrollan en el aula.

Los 7 profesores de este pequeño colegio del noroeste de Tenerife son “todoterrenos” porque en una misma clase enseñan geografía, conjugan verbos o multiplican.

Pero si hay algo que les ha ayudado a cambiar la dinámica del colegio ha sido.

Pero no solo de ajedrez, también de matemáticas o historia. Aquí el ajedrez es asignatura obligada.

Y a las 11:20 cada mañana en la megafonía del centro suena esto….

Tal es la actividad que no pasan más de 45 minutos sentados en la misma silla. Y si fuera poco en los recreos también hay contenido…y diversión. Han convertido el patio en una sala de juegos tradicionales.

En tan solo 3 años han transformado un centro, a punto de cerrar, en uno de los de más nivel de toda la comarca.