Publicidad

El resultado fue cero a dos pero  el resumen del partido podría ser este otro
El de una afición muy enfadada con su equipo por haber perdido un partido que, aunque sin goles al inicio,  comenzaron con mucha fuerza  durante toda la primera parte, pero que se fue por la banda después del primer gol del Nastic de Tarragona. El Tenerife propició varios tiros a puerta  pero sin resultados en el marcador. Segunda jugada peligrosa de los visitantes y  segundo gol, ya no había remedio para los blanquiazules. 
Pero como la esperanza es lo último que se pierde, el entrenador sigue confiando en el equipo
Lo malo es que para la afición lo que hay poco más tiene ya que demostrar después de haber perdido un partido  vital para mantener las ilusiones ante un equipo también colista y a priori con menos posibilidades que el Tenerife

El resultado fue cero a dos pero  el resumen del partido podría ser este otro
El de una afición muy enfadada con su equipo por haber perdido un partido que, aunque sin goles al inicio,  comenzaron con mucha fuerza  durante toda la primera parte, pero que se fue por la banda después del primer gol del Nastic de Tarragona. El Tenerife propició varios tiros a puerta  pero sin resultados en el marcador. Segunda jugada peligrosa de los visitantes y  segundo gol, ya no había remedio para los blanquiazules. 
Pero como la esperanza es lo último que se pierde, el entrenador sigue confiando en el equipo
Lo malo es que para la afición lo que hay poco más tiene ya que demostrar después de haber perdido un partido  vital para mantener las ilusiones ante un equipo también colista y a priori con menos posibilidades que el Tenerife

Publicidad