Publicidad

Prohibido acampas terminantemente. El ayuntamiento de Arico lo ha prohibido  durante esta semana santa en la costa para evitar el deterioro ambiental que se produce cada año con la basura que se acumula. Una decisión polémica que los campistas no se han tomado con es lógico muy bien. Pese que pueden ser multados consideran que están en su derecho porque recogen toda la basura que producen.  El ayuntamiento ha habilitado una zona de acampada para unas 17 caravanas en Abades pero también con limitaciones. Según el ayuntamiento el año pasado pagó un alto coste económico por  retirar  cerca de 30 toneladas de basura de estas zonas circunstancia que ha motivado esta medida.

Prohibido acampas terminantemente. El ayuntamiento de Arico lo ha prohibido  durante esta semana santa en la costa para evitar el deterioro ambiental que se produce cada año con la basura que se acumula. Una decisión polémica que los campistas no se han tomado con es lógico muy bien. Pese que pueden ser multados consideran que están en su derecho porque recogen toda la basura que producen.  El ayuntamiento ha habilitado una zona de acampada para unas 17 caravanas en Abades pero también con limitaciones. Según el ayuntamiento el año pasado pagó un alto coste económico por  retirar  cerca de 30 toneladas de basura de estas zonas circunstancia que ha motivado esta medida.

Publicidad