Publicidad

Existió riesgo de vertido a tan solo 6 millas de la costa de Gran Canaria. Un buque de bandera británica con una avería en el motor y 8 mil toneladas de combustible tuvo que ser remolcado hasta el puerto de La Luz, después de que rechazara ser rescatado por Salvamento Marítimo.

Desde la madrugada del jueves este buque se encuentra en el muelle León y Castillo. Aquí se le está realizando una inspección técnica. Cuando se soluciones la avería del motor, podrá partir de nuevo. Pero antes deberá pagar una fianza. Porque Capitanía marítima estudia la multa a la que se enfrenta por una infracción grave contra la seguridad marítima.

Una sanción puede alcanzar los 180 mil euros. El barco navegaba sin control a unas seis millas de la costa grancanaria. En su interior 6 mil toneladas de fuel y 2 mil de gasoil. Mucha más carga que la que vertió el Oleg Naydenov. El pesquero ruso que provocó este vertido en la costa grancananria en abril de 2015. Esta vez se actuó a tiempo, y no hay que lamentar daños.

En los próximos días se solucionará el expediente sancionador abierto por Capitanía Marítima a este buque británico. Será cuando el Orestina pueda abandonar el Puerto de La Luz.

Existió riesgo de vertido a tan solo 6 millas de la costa de Gran Canaria. Un buque de bandera británica con una avería en el motor y 8 mil toneladas de combustible tuvo que ser remolcado hasta el puerto de La Luz, después de que rechazara ser rescatado por Salvamento Marítimo.

Desde la madrugada del jueves este buque se encuentra en el muelle León y Castillo. Aquí se le está realizando una inspección técnica. Cuando se soluciones la avería del motor, podrá partir de nuevo. Pero antes deberá pagar una fianza. Porque Capitanía marítima estudia la multa a la que se enfrenta por una infracción grave contra la seguridad marítima.

Una sanción puede alcanzar los 180 mil euros. El barco navegaba sin control a unas seis millas de la costa grancanaria. En su interior 6 mil toneladas de fuel y 2 mil de gasoil. Mucha más carga que la que vertió el Oleg Naydenov. El pesquero ruso que provocó este vertido en la costa grancananria en abril de 2015. Esta vez se actuó a tiempo, y no hay que lamentar daños.

En los próximos días se solucionará el expediente sancionador abierto por Capitanía Marítima a este buque británico. Será cuando el Orestina pueda abandonar el Puerto de La Luz.

Publicidad