El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife ha alcanzado este miércoles su ecuador con la celebración del Entierro de la Sardina.

La cita con la sardina, dentro de un Carnaval dedicado a las profundidades marinas, estaba fijada a las 22.00 horas. El punto de encuentro fue la calle Juan Pablo II. Desde allí partió el cortejo por el itinerario habitual: plaza de Weyler y calles Méndez Núñez, Pilar, Villalba Hervás y La Marina, para culminar en la plaza de España. Muy cerca, en la avenida Marítima, se llevó a cabo la quema de la sardina.

En simultáneo, a partir las 22.00 horas, la plaza del Príncipe acogió un nuevo baile carnavalero, con la participación de las orquestas Acapulco y Dinacord, que se turnaron sobre el escenario hasta las 03.00 horas.

La celebración del Entierro de la Sardina ha motivado prohibiciones de estacionamiento y el corte de tráfico rodado por las calles por las que transcurrirá la comitiva. Así, desde las 18.00 horas estuvo vigente la prohibición de estacionamiento en las calles Juan Pablo II, en el tramo comprendido entre la calle Benavides y plaza Weyler, igual que en Méndez Núñez, desde Weyler hasta El Pilar, y en esta última, en toda su extensión.

Respecto a los cortes de tráfico, la Policía Local procedió a su realización, a partir de las 20.30 horas, en el primer tramo del recorrido, afectando a las calles Juan Pablo II, desde Alvarez de Lugo y Pérez de Rozas; Jesús y María con Rambla Pulido. Desde las 21:30 horas también se impidió la circulación por la confluencia de las calles 25 de Julio con Pérez de Rozas y con Robayna, además de Méndez Núñez y El Pilar.

Todas estas modificaciones fueron señalizadas convenientemente, rogándose a la ciudadanía que respete dichas indicaciones. A las personas que dispongan de garajes en la zona y tengan la autorización pertinente, los agentes de la Policía Local trataron de facilitarles el acceso en condiciones de seguridad.