El carnaval se ha convertido en un negocio importante para la ciudad. Miles de personas disfrutan estos días de los carnavales que se celebran en las Islas Canarias con actuaciones de cantantes y DJ's que se subirán a los escenarios de la ciudad.

El festejo mueve aproximadamente 35 millones de euros. "Es una actividad económica que se desarrolla en un corto periodo de tiempo pero muy rentable para la ciudad", dice el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Jose Manuel Bermúdez.

"El negocio es esencial, si fallan los carnavales nos falla todo el año", añade Javier Socastro, responsable de una tienda de disfraces.

En un gran día de carnaval se pueden reunir en las calles de Tenerife cerca de 350.000 personas. Carla Coello es la responsable de una tienda de disfraces y dice que "todo el mundo viene pidiendo el disfraz de la Casa de Papel".