122.853333

Publicidad

Coronavirus y rastreadores

Así vigilan los rastreadores el cumplimiento de la cuarentena por coronavirus

Antena 3 Noticias ha querido comprobar cómo se están vigilando estas cuarentenas tan importantes para frenar la expansión del coronavirus. En ocasiones, son los rastreadores los que denuncian. Así es el proceso.

En resumen

  • Los rastreadores pueden hacer un seguimiento
  • Se advierte a las personas que incumplen el aislamiento para que se confinen
  • En ocasiones se recurre a la policía para obligar al aislamiento
  • Los incumplidores se enfrentan a multas importantes

Quien no lleve puesta la mascarilla puede ser multado. En Valencia, por ejemplo, la Policía Local está patrullando las calles y el transporte público para insistir a los ciudadanos para que se pongan la mascarilla en todo momento. En caso de incumplimiento, pueden sancionar.

Y son multas importantes, sobre todo, para las sanciones a quienes se salten el confinamiento por positivo o sospecha de haber contraído el coronavirus.

En Baleares las multas van desde los 100 euros a los 3.000 euros. En Galicia las multas van hasta 15.000 euros y, aún más, en Valencia pueden llegar hasta los 30.000 euros por saltarse la cuarentena en casa.

Seguimeitno por los rastreadores

¿Y quién hace el seguimiento? Los rastreadores localizan en ocasiones a personas que deberían estar confinadas y que están fuera de casa. Entre las excusas que les ponen están argumentos como que están haciendo la compra, que han salido a pasear o que estaban de viaje.

"Pero señora, vamos a ver, le hemos recordado ya anteriormente que debe estar completamente aislada", le insiste Giovali Pérez, una rastreadora que intenta reconducir su actitud por por teléfono a una persona que debería estar guardando cuarentena en casa y le localizan fuera del aislamiento debido.

La historia se repite, los rastreadores le comunican a una persona que puede estar infectada que se mantenga en casa, pero, en ocasiones, le vuelven a encontrar en la calle al haberse saltado el confinamiento. En estos casos "se les vuelve a insistir, pero en casos muy extremos se ha recurrido a las fuerzas de la ley y del orden", afirma una rastreadora.

Dependiendo de las comunidades autónomas, se recurrirá a las distintas policías para visitar a los confinados por coronavirus o sospecha de coronavirus. "Se trata de controlar la situación de la gente que no acata las resoluciones que se están tomando desde el punto de vista sanitaria", afirma Francina Armengol, presidenta del Gobierno Balear.

Pero ese aislamiento debe estar respaldado por un juez. "Debe tener la cualidad de autoridad, judicial, policial o seguridad privada que esté bajo el mando de una autoridad judicial", explica la abogada Beatriz de Vicente.

Publicidad