En el día de los Inocentes hemos querido destacar la curiosa broma que los alumnos del Aquinas College de Grand Rapids (Michigan) le hicieron a Stephen Barrows, su profesor de Macroeconomía. Para preparar el engaño, los jóvenes se aprovecharon de una peculiar costumbre de su maestro: cada vez que sonaba un teléfono móvil en clase, Barrows pedía que se activara el manos libres para poner en común la conversación. En esta ocasión, sus pupilos falsearon una llamada para que una de las chicas se viera obligada a poner el altavoz del móvil. La joven simuló mantener una conversación tremendamente embarazosa para poner contra las cuerdas a su profesor, que terminó pidiéndole disculpas. Sin embargo, lo más llamativo del vídeo es el buen humor con el que la víctima responde a la broma:

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Las mejores bromas a YouTubers