Liopardo » Tangana Tangana

Liopardo

Ryanair obliga a Mourinho a facturar su ego

Ryanair obliga a Mourinho a facturar su ego

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Ryanair se ha cobrado una nueva víctima. Jose Mourinho, que decidió viajar de Londres a Oporto para "visitar a un viejo amigo que se ha mudado allí hace poco" casi pierde el vuelo al llevar exceso de equipaje. Según nos cuenta Stacey Azafat, una de las azafatas del vuelo, el ego del portugués "era muy grande. Le dije que tendría que pagarlo aparte o facturarlo". Al parecer, y según Stacey, "Mourinho se tomó aquello como cualquiera que vuela con nosotros por primera vez: a coña. Me preguntó si era del Arsenal o algo. Le dije que sí, que a muerte, pero que de broma nada".

Imagen no disponible | Montaje

Stacey Azafat y compañía, tras tocar las narices a Mou Fue entonces cuando Mourinho, como cualquiera que vuela con Ryanair por primera vez, empezó a quejarse en voz alta y a preguntar "por qué". "Aquello nos hizo mucha gracia porque nos recordó a la rueda de prensa aquella...y eso le cabreó aún más", nos desvela Stacey. Mourinho también intentó meter su ego en repetidas ocasiones en el cacharro medidor de maletas, pero fue en vano. Era demasiado grande.

Imagen no disponible | Montaje

Esta no es Stacey, pero qué importa.. Al parecer, y como no dejaba que nadie le adelantara la gente de la cola se empezó a quejar. Stacey nos cuenta que "una señora un poquito entradita en carnes le dijo que hiciera el favor de pagar su ego y dejar avanzar la cola, y entonces Mou le respondió que le dejara en paz y que se ocupara de cuidar su dieta. La gord...perdón, la señora estuvo rápida, porque le respondió "no soy yo la que lleva exceso de peso, ególatra!" Mourinho aceptó finalmente facturar su ego, el cual en ese momento se redujo tanto que hubiera podido pasar como bolsa de mano. "Pero no se lo dije", confiesa Stacey. "También me pidió que no contara a la prensa nada de lo ocurrido...pero bueno, que se joda. ¡Eso por no haber dado la mano a Wenger!".

Imagen no disponible | Montaje

Mou, recogiendo su ego El resto del viaje fue relativamente normal, entendiendo que estamos hablando de un vuelo de Ryanair. Mou, al que le tocó viajar al lado de la señora entrada en carnes, trató de dormir para olvidar lo ocurrido, "pero justo cuando se dormía poníamos a todo volumen lo de la tómbola de Ryanair", concluye Stacey, que se confiesa además "casillista, guardiolista y muy de Pedro León, qué guapo".

Publicidad