Liopardo » Tangana Tangana

Liopardo

Kirk Douglas suplica a Ramsey: "Por favor, para"

Kirk Douglas suplica a Ramsey: "Por favor, para"

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Tangana Tangana | Madrid
| 27.02.2018 07:06
"¿Aaron Ramsey?. Soy Kirk Douglas. Te llamo para pedirte que dejes de meter goles. Te lo suplico, estoy cagao". Con estas palabras el mítico actor estadounidense rogaba ayer al jugador de Arsenal que dejara de lado una maldición que ha acabado con personajes tan queridos como David Bowie, Robin Williams o Nancy Reagan. Y bueno, también con Bin Laden y Gadafi, pero esos no importan. Al parecer, el mayor de los Douglas, conocido también como “el bueno de los Douglas”, lleva varios meses enganchado a la Premier, siguiendo con pasión los partidos del Arsenal. "Cada vez que la coge Ramsey cerca del área se pone frenético. No había visto tanta tensión viendo soccer desde la abuela del Betis", nos confiesa su hijo Michael. El malo de los Douglas, que desconoce la maldición, nos revela también que su padre "está un poco gagá. Cuando vio el gol Ramsey se echó a llorar, pero de pena. Y ayer cuando murió Nancy Reagan, buena amiga de la familia, lloró pero de alegría. No hay quien le entienda, chochea…", nos dice el marido de Catherine Zeta-Jones, a la que desgraciadamente no encontramos y mira que la buscamos.

Imagen no disponible | Montaje

La señora Fletcher, viendo un gol de Ramsey. Kirk Douglas ya ha interpuesto una denuncia contra Ramsey por intento de asesinato y no es el único famoso que lo ha hecho. También va a por él "antes de que él venga a por mí" la señora Fletcher, que define al futbolista como "uno de los míos. Este cabrón es como yo, donde aparece…palma alguien fijo, y paso de ser la siguiente que a mi edad tengo muchas papeletas…". Lansbury, o sea, Fletcher, asegura estar dispuesta a "encerrarme con él en una casa todo un finde, y mientras él mete goles yo los investigo…te digo que uno de los dos sale con los pies por delante", insiste la señora Fletcher, que ya ha enviado la sugerencia al futbolista mediante una carta titulada "no hay huevos".

Publicidad