@SUPERFALETE

@SUPERFALETE

Vulgaria del Norte

La polémica sobre las vacaciones de Lucia Extebarria en Asturias a la que, supuestamente, llamó Vulgaria del norte.

Lucia Extebarría en Instagram
Lucia Extebarría en Instagram | Instagram

Lucía Etxebarria me tiene bloqueado en Twitter por alguna broma mía del pasado. Creo que la historia viene de cuando hizo una rifa de su body o tal vez de cuando trató de impulsar una fiesta de Nochevieja para 'singles'. Supongo que hice algún chascarrillo sin importancia, que ella no supo entender a pensar de pertenecer a Mensa, o precisamente por ello. Así que Lucía no es mi amiga y, a pesar de ello, voy a hacer un alegato de defensa sobre sus críticas a Vulgaria del Norte.

He llegado a la conclusión de que no podía estar refiriéndose a Asturias. Os voy a dar dos motivos para creerme: el primero es que ella es muy inteligente, tanto que jamás se le ocurriría criticar la tierra o el carácter de muchos de sus potenciales lectores; la segunda es que en mi periplo por toda la costa cantábrica acabo de atravesar de oeste a este Asturias y no se parece en nada a la Vulgaria del Norte que describe Lucía (aunque reconozco que también puede ser que yo me haya equivocado de sitio porque hacía sol).

Mi último destino asturiano fue precisamente la localidad de Colombres, donde visité la Fundación Archivo de Indianos o Museo de la Emigración. Os lo cuento porque allí fui testigo del nacimiento de un posible rumor que afecta a Eduardo Noriega. En esta bonita localidad, ya próxima a Cantabria, hay varias casas de indianos, es decir, de emigrantes españoles en América que retornaban ricos. Una de las más famosas de Colombres es la llamada Casa de Piedra, que ordenó construir un tal Pío Noriega a principios del siglo XX. Y aquí comienza la confusión. Unos metros más adelante, a viva voz, una señora explicaba a quienes parecían ser unos familiares suyos que ese casoplón era de Eduardo Noriega. Alguien le advertía de que allí no parecía vivir nadie, pero ella insistía en que era cierto y que “era un capricho” del actor. De nada sirvió que en la puerta hubiera una placa anunciando que era un Centro Cultural (cerrado por ser domingo).

Pronto podremos leer en algún sitio que Eduardo Noriega ha tenido el capricho de comprarse una mansión en Asturias. Y probablemente no será cierto, recuerden que aquí lo leyeron primero.

@superfalete | Madrid | 27/08/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.