Liopardo » Super Falete

Liopardo

Prison Break

Prison Break

Iñaki Urdangarin

laSexta.com Iñaki Urdangarin

Publicidad

Super Falete | Madrid
| 27.02.2018 16:39
Esta semana no hay nada de nada. No se divorcia ningún famoso, no hay peleas por la custodia de los niños, no hay antiguo personal a su servicio de vendiendo su vida por cuatro euros... Nada de nada. De hecho, he estado hojeando las revistas sin parar de bostezar. Además, en las redes sociales, lo único que me ha llamado la atención es una foto de Mario Vaquerizo en los noventa (en serio que es suya, no es Agustín Pantoja): Y como no hay nada de lo que hablar, no me queda otra opción que hablar de los ex duques de Palma. Qué pereza más grande. No me he leído las setecientas y pico páginas de la sentencia ni pienso hacerlo, así que no voy a cuestionarla. Se recurrirá, seguro. Puede que por todas las partes personadas, desde la acusación a las defensas. Y, según las estadísticas, el resultado permanecerá prácticamente invariable, por lo que podemos adivinar que Iñaki Urdangarín al final ingresará en un centro penitenciario. La consecuencia inmediata es que ayer ya leí en algún medio que Roldán le daba consejos a Urdangarín para su estancia en prisión. Comienza con el clásico “No te desesperes”, pero luego sigue con un confuso “abrígate bien”, que parece tu abuela Matilde. Supongo que depende de la prisión y la época del año. En Foncalent, por ejemplo, no es conveniente abrigarse bien en agosto. Me gusta mucho el siguiente: “Se puede hacer deporte. Hay un minigimnasio que yo nunca usé”. También le aconseja que rece y que lea la Biblia y le advierte que “Aquello es como la cárcel de Spandau. Es tela marinera. Me sentí solo, aislado, abandonado” y que “Las peores cosas son la falta de libertad, las cámaras de seguridad que te grababan todo el día, el control de mis comunicaciones, de mis llamadas. Yo lo llevaba mal." En definitiva: en la cárcel no eres libre, abrígate cuando haga frío y ve al gimnasio si te apetece. Gracias por los consejos, Luis. Seguro que a Urdangarín se le pasarán los seis años y tres meses volando.

Publicidad