Liopardo

Liopardo

Messi y el anillo único

Messi y el anillo único
Leo Messi mira al suelo durante la final de Copa del Rey
Leo Messi mira al suelo durante la final de Copa del Rey | Getty Images
Hace un par de semanas me resistía a comentar las bodas de los futbolistas. Olvidadlo, era un propósito demasiado ambicioso para alguien que comenta noticias del mundo de la víscera. Y más esta semana, que se ha casado Lionel Messi con Antonela Roccuzzo (sí, Antonela y no Antonella, porque parece ser que se llama así y que la mayoría de los medios están equivocados y en algún momento perdió la doble ele italiana original). Estaban invitados muchos compañeros y excompañeros de Messi, tanto del FC Barcelona como en la selección argentina. Pero no estaba invitado Diego Armando Maradona. "Mi invitación para la boda de Messi debió perderse en alguna parte", ha declarado. Yo te lo aclaro, Diego: se perdió en alguna de las comparaciones que hiciste de Leo con Cristiano o en el momento en el que dijiste que levantarle la sanción a Messi era incoherente. Justo en el instante en el que realizabas esas declaraciones llegó el mensajero a tu casa y no pudo dejarte la invitación porque no estabas. Al no pactarse ninguna exclusiva (ni falta que le hace a Leo), disponemos de muchas fotos del enlace. En realidad, no nos interesan mucho porque son previsibles. Los futbolistas de élite son jóvenes millonarios con gustos muy estandarizados en cuanto a pareja y vestimenta. Vista la boda de un futbolista, vistas casi todas. Hay excepciones, claro que sí, pero esta no lo era. No me sorprendió ver algún atuendo o peinado fuera de lugar, ni siquiera el de Neymar. Hay algo que sí que me ha llamado la atención. Lo publicó la propia Antonela en su cuenta de Instagram. Es esto: La foto no viene acompañada de doscientos hashtags, lo que es de agradecer. Solo una pequeña frase: “Para siempre”. ¿Veis algo raro en la foto? Sí, es lo que parece. Yo tenía mis dudas sobre si se lo habían escrito con un bolígrafo o se lo habían tatuado, pero los pocos medios que lo comentan afirman que es un tatuaje de la fecha de su boda en números romanos. Bueno, la fecha de su boda si se hubieran casado en época de Tiberio, en el año 17 d. C. Para siempre, claro. A ver quién se borra eso con un láser en el interior del dedo. ¿No era más fácil grabar la fecha en el interior del anillo? Hasta Sauron lo hizo, a pesar de que el servidor de Morgoth no corría el riesgo de tener que divorciarse algún día.
Super Falete | Madrid
| 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.