Liopardo

Liopardo

La hija de Mariló Montero

La hija de Mariló Montero
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
Lo más curioso que ha ocurrido en el mundo del famoseo en las redes sociales durante esta semana ha sido, sin duda alguna, que Mariló Monteró ha subido unas fotos de su hija a Instagram con motivo de su veintidós cumpleaños. ¿Por su contenido? No, ya sabéis que aquí nos parece muy bien que cada uno haga lo que quiera y, además, presumimos que la hija de Mariló habrá autorizado su publicación. Tiene edad para ello. Me refiero a este collage: ¿Qué convierte a esta publicación en algo tan interesante? Las colaboraciones de la gente, sin duda. Podríamos utilizar la divulgación de esta composición como ejemplo de las distintas reacciones en cualquier red social cuando interactuamos con algún famoso. He copiado literalmente algunos de estos comentarios porque no quiero que se pierda su naturalidad y su frescura: En primer lugar, encontramos al  supuesto picarón que contesta “Si que están bien las fotos si... Tienes más?”. El remate perfecto podría haber sido un “Jijiji”. Es una respuesta típica de gamer o informático que lleva años sin abandonar su habitación, como buen hikikomori. También tenemos al solidario que, ante tantos comentarios con mala baba, intenta ganarse a la protagonista escribiendo: “De tal palo ,tal astilla. Que se mueran de envidia¡¡¡¡”. El final adecuado podría haber sido “Sígueme, porfi”. Yo lo atribuyo a alguien perdido en el departamento de contabilidad de una multinacional. No creo que me equivoque. No puede faltar el moralista que, con cierto cabreo, responde: “Una madre que expone a su hija en bragas? porque lo hace?”. Le falta añadir “Yo sé la respuesta: eres una mala madre”. Es el típico comentario del vecino que sostiene la puerta del ascensor porque quiere viajar contigo para intentar comentarte que el del 2º B tiene un lío con su secretaria. Finalmente, tenemos a los más osados, que se atreven a decir “Sube una asín tulla porfa jaja @marilo_montero” (está copiado literalmente, como los anteriores, no miento). Aquí falta el “Que estáis mu güenas las dos”. Estamos ante un consumidor obsesivo de porno que mira cada dos minutos su cuenta en Tinder. Por cierto, que algún día tendremos que hablar de esa red social. ¿Habrá famosos en ella?

Super Falete | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.