@SUPERFALETE

@SUPERFALETE

Entrevista en exclusiva a Guy, el perro de Meghan

Superfalete se cuela en la boda real y logra entrevistar al perro de la novia.

La reina Isabel II y el príncipe Harry en la boda de Lady Gabriella Windsor
La reina Isabel II y el príncipe Harry en la boda de Lady Gabriella Windsor | Getty

Mientras los prensa del corazón se inventaba detalles absurdos sobre la boda de Harry y Meghan, yo me he dirigido al lugar de la noticia y he conseguido entrevistar en exclusiva a Guy, el perro de Meghan Markle, quien nos ha recibido amablemente en los jardines de Kensington Palace.

Cuando he llegado estaba haciendo pis con toda naturalidad en un abeto, pero enseguida se ha acercado, me ha olisqueado durante un rato y luego nos hemos sentado en unas escaleras y ha empezado a contarme su vida mientras yo le acariciaba el cuello:

"Como sabrás, no siempre viví esta vida de lujo. Hace años me dejaron abandonado en un bosque de Kentucky, aunque no me apetece mucho recordar esa experiencia", me dice, mientras se come una galleta con forma de hueso que huele a vainilla. “Me encontraron los de la protectora y ahí conocí a Meghan, que me llevó a su casa. La verdad es que me ha tratado muy bien durante este tiempo”.

Le recuerdo a Guy que se ha hecho muy famoso porque pudimos verle el día de la boda en el coche de la reina de Inglaterra, mientras le enseño las fotos y él se sitúa boca arriba para que le rasque la barriga y entorna los ojos.

Guy, el perro de Meghan | Agencias

"Isabel es bastante maja, pero ese día no me dejó saludar a la gente con la patita. Yo quería tener mi momento. Aquí, como ves, se vive bastante bien y el pienso es bueno. ¿Quieres probarlo?".

Niego con la cabeza y, una vez roto el hielo, intento abordar temas más personales:

"¿Y qué me dices de la relación de Harry y Meghan? Habrás vivido muchas cosas con ellos, puede que incluso alguna discusión", le pregunto, mientras mordisquea el juguete con forma de hamburguesa que le he traído y se sorprende con el pitido que emite. Me contesta un poco cabreado: “Mira, no te equivoques conmigo que los perros no somos como los humanos. Conocemos el significado de la palabra lealtad y no voy a desvelar sus secretos”.

Me dice que espere un momento y lo veo alejarse para al rato volver con una cajita en la boca. Me dice que la entrevista ha terminado porque es su hora del baño, pero que acepte este regalo. Y aquí estoy, ya en casa, escribiendo estas líneas mientras tomo té en mi nueva taza.

Taza de Harry y Meghan | Agencias

VER MÁS: Los mejores memes de la boda real

@superfalete | Madrid
| 21/05/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.