Liopardo

Liopardo

El jovencito (y aburrido) Tom Cruise

El jovencito (y aburrido) Tom Cruise
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
Esta semana es noticia Tom Cruise porque su primera novia, Diane Cox, ha decidido facilitar unas fotos al Daily Mail y contar algunas de sus intimidades de Tom cuando tenía 18 años. Por lo visto, Diane necesitaba pasta y ha pensado que este era un buen método para conseguirla. Para ello, nos cuenta que Tom era un adicto al sexo, y esta afirmación la fundamenta en que lo practicaban siempre que podían, incluso en el garaje y el coche del padre de ella. Es decir, que Tom y ella misma tenían el subidón hormonal propio de unos chicos de su edad. Menuda noticia. En cierto modo, Tom Cruise me da pena. Además de su faceta como productor y director, Tom ha trabajado, ya como actor, con Barry Levinson (Rain Man), Oliver Stone (Nacido el 4 de julio), Rob Reiner (Algunos hombres buenos), Sydney Pollack (La tapadera), Neil Jordan (Entrevista con el vampiro) o Stanley Kubrick (Eyes Wide Shout). Pero nada de esto es suficiente porque, para la gran mayoría, Tom Cruise es solo un friki que pertenece a la llamada Iglesia de la Cienciología y al que se le atribuyen numerosas excentricidades. Él mismo ha reconocido en alguna ocasión que nunca lleva encima teléfono móvil, reloj o cartera y que tampoco tiene correo electrónico. Bueno, también es cierto que tendrá un asistente cerca que le llevará todo eso. Se cuenta, además, que solo bebe agua embotellada de un manantial concreto del norte de Escocia. Yo conozco a quien solo la bebe del grifo y eso sí que me parece peligroso. No, no son esos detalles los que convierten a Tom en alguien especial, sino otros. Busco en la hemeroteca y, sin ir más lejos, me sale esto:

Imagen no disponible | Montaje

Aquí sí que vemos una singularidad. Lo grave no es que Tom se la comiera o no, sino que muchas personas le creyeeron capaz de hacerlo y también muchos medios dieron la noticia por cierta. Llegados a este punto, podemos concluir que han engañado al Daily Mail porque lo que nos cuenta Diane no vale nada. Tom ni siquiera aprovechó que ella dormía para comerle el dedo meñique de su pie izquierdo. Es más, ni siquiera cuenta que le chupara un ojo. Nada, solo sexo. Qué aburrimiento.

Super Falete | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.