Liopardo

Liopardo

Alberto de Mónaco, diez años de actividad o lo que sea

Alberto de Mónaco, diez años de actividad o lo que sea
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
Parece que fue ayer, pero ya hace diez años que Alberto de Mónaco ejerce sus funciones (?), digo, trabaja (???) como príncipe soberano de Mónaco. Y, para celebrar tan importante acontecimiento, ha hecho lo que hace cualquiera de su edad: invitar a sus amigos a una hamburguesería y contratar a un payaso. Esto, en lenguaje de príncipes se traduce en que, aprovechando que Mónaco solo tiene concedida la nacionalidad a 8.000 personas, estaban todas ellas invitadas a un cóctel; y que, como quiera que el principado tiene los mismos habitantes que Teruel, Alberto ha decidido invitarlos a todos a un concierto de Robbie Williams. Sirva esta pequeña introducción para manteneros informados de lo último que ocurre en Mónaco, que yo sé que os preocupa muchísimo y pensáis ir allí a pasar el mes de agosto, y para que podamos comentar juntos esta foto:

Imagen no disponible | Montaje

Sé lo que estáis pensando, pero no, el de la barriguita no es el tío Diego intentando bailar un pasodoble borracho de pacharán en la boda de la prima Angelines. Es Alberto de Mónaco, aquel del que Ana Obregón dijo en su día: "Me gustaba. Demasiado. Era divertido, inteligente, guapo, un piscis como yo lleno de sensibilidad e imaginación... Pero no podía ser... Con Alberto viví un cuento cuyo final estaba anunciado desde el principio" (Lo más gracioso es que esto lo dijo de verdad). Volvamos a la foto y observemos que su frenética actividad como príncipe no le ha impedido coger unos kilitos que se le han ido a la tripita. Y contemplemos ese sensual movimiento de cadera, que es seguramente el que provocó que su esposa Charlene tomara el micrófono y dijera “Alberto, eres el príncipe de mi corazón”. Cuentan que en ese momento, el príncipe no pudo contener la emoción y rompió a llorar. No es para menos. También estoy llorando emocionado yo mientras lo escribo. Y el tío Diego hizo lo mismo en la boda de la prima Angelines, antes de caer al suelo sin conocimiento. Menuda borrachera, os la tengo que contar algún día.

Super Falete | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.