La pequeña Mila Sneddon, de cuatro años, se ha ganado el corazón de toda el Reino Unido. Sus fotos abrazando y besando la ventana de su cocina, con su padre sonriendo al otro lado, se hicieron virales en whatsapp y redes sociales por todo Reino Unido. La joven sufre un cáncer y ha tenido que mantenerse separada de su padre Scott, por motivos laborales.

 

Scott Sneddon es un ingeniero de 50 años que recientemente recibió un permiso de trabajo para regresar a casa junto a su hija pero tuvo que pasar una cuarentena para estar completamente suguro de no estar infectado de Covid-19 ya que esto podría suponer un riesgo para la débil salud de su hija.

El emocionante vídeo en el que finalmente vuelve a casa y puede abrazar a su hija está dando la vuelta al mundo haciendo llorar a todos los que lo ven.

VER MÁS: Derriba árboles