Una niña de alto riesgo se reunió con sus padres después de tener que separarse de ellos mientras su padre estaba infectado con COVID-19.

Alexis Cutlip, de cuatro años, de Maryland, EEUU, fue enviada a vivir con sus abuelos por su propia seguridad hace tres semanas después de que su padre, Jesse, de 32 años, diera positivo por COVID-19 y tuviera que aislarse en casa durante 14 días.

Debido a que Alexis tenía asma y la vía aéreas estrecha, corría un alto riesgo si contraía la enfermedad y solo podía comunicarse por teléfono con sus padres Krystal, de 28 años, y Jesse.

En el video, Krystal, Jesse y Alexis finalmente se abrazan después de que Jesse se recuperó por completo y los tres dieron negativo para la enfermedad que continúa infectando a cientos de miles de personas en todo el mundo.

VER MÁS: ¡Desaparece en un agujero!